Európai Bizottság

A projekt finanszírozása

A Consumer Classroom egy EU által finanszírozott portál a tanárok számára az EU-ban, amely felvértezi őket aBővebben

Főigazgatóságok

Egészségügy és Fogyasztóvédelem Főigazgatóság
Oktatás és Kultúra Főigazgatóság
Kutatás és Innováció Főigazgatóság
Tartalmak, Technológiák és Kommunikációs Hálózatok Főigazgatóság

Európai Bizottság
BővebbenBezár


El debate de la educación financiera en España

0 megjegyzések

El último informe PISA financiero advierte que uno de cada cuatro adolescentes no alcanza el nivel básico de educación financiera. De ahí que un gran número de niños de entre 13 y 15 años no son capaces de tomar decisiones sobre el gasto financiero ni resolver asuntos sencillos de economía como entender una factura, explicar los principales productos financieros o utilizar una tarjeta de crédito. Uno de cada cuatro adolescentes españoles (concretamente, el 24,%) no llega al nivel mínimo de competencia en esta materia.

Estas cifras han sido calificadas por la OCDE como preocupantes. La OCDE define la educación financiera como "el proceso por el cual los consumidores mejoran su entendimiento de los productos, conceptos y riesgos financieros y, mediante información, instrucción y/o asesoramiento, desarrollan las habilidades y la confíanza para llegar a ser más conscientes de los riesgos y oportunidades financiera, para realizar elecciones informadas, saber dónde dirigirse en caso de requerir ayuda y adoptar otras acciones efectivas para mejorar su bienestar financiero". Es decir, la educación financiera consiste en desarrollar iniciativas tendentes a familiarizar a los ciudadanos con las cuestiones financieras.

En España, la eduación financiera entró en vigor en el curso 2015-16. Fue a partir de ese momento en el que las comunidades autónomas pudieron ofertar una materia de libre configuración en los planes educativos. En algunas comunidades autónomas, como Galicia y Castilla León, existe la posbilidad de elegir la materia de educación financiera.

Desde 2008 la CNMV y el Banco de España llevan a cabo un Plan de Educación Financiera que tiene por objetivo "mejorar la cultura financiera de los ciudadanos, tanto para su propio beneficio como para la sostenibilidad del sistema". Este proyecto, ampliado hasta 2017, conempla la necesidad de implantar la educación financiera en el sistema educativo para enseñar los "valores, conocimientos y habilidades que permitan tomar decisiones informadas y sensatas en la vida diaria".

No obstante, hay abierto un debate sobre si este tipo de educación, tal y como se contempla, no tiene sesgos que entran en colisión con los valores que subyacen en otros contenidos curriculares. De hecho, se dicee que son los bancos los principales agentes que apuestan por la educación financiera ya que les permite mejorar una imagen que se ha venido deteriorando desde el inicio de la crisis económica y financiera.

Hay quienes señalan que los argumentos de PISA lo que enseñan es preparar al alumnado a moverse en una sociedad que no va a poder hacerse cargo de planes de pensiones. Consideran que se conciencia a los niños de que hay una necesidad de contratar seguros privados porque no va a haber una seguridad social para todo el mundo.

En este sentido el problema se centra en quiénes deben impulsar y proveer dichos contenidos y cómo adecuar éstos a los objetivos generales de la comunidad educativa; en definitiva, se cuestiona la iniciativa bancaria al respecto. Por otra parte, habría que revisar igualmente el interés e inquietudes en esta materia que podrían tener los escolares destinatarios de este programa con arreglo a sus edades respectivas.

En cualquier caso, la educación financiera contribuye a tener una información mayor sobre el sector bancario lo que facilitará, sin duda, mejores y más responsables decisiones futuras en la contratación de productos y en la utilización de los servicios. Asimismo, ayudará a prevenir situaciones de exclusión financiera, que desgraciadamente nos resultan demasiado familiares últimamente.

Por cierto, en el análisis comparativo del informe PISA, España se encuentra por debajo de la media (489), con una puntuación de 469, lo que nos sitúa en el ranking internacional en un décimo puesto, superando sólo a países como Brasil, Perú, Chile, Eslovaquia y Lituania.

 

Alejandro Salcedo Aznal 0
expert
Licenciado en Psicología y Doctorando en Psicología Social AplicadaIngeniero Técnico en Industrias Agrarias y AlimentariasExperto internacional en materia de consumoCoordinador del Area de Consumo de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha
VISSZA A TETEJéRE
Információ
We are sorry but we cannot execute your request. The page was not found.
We are sorry but at this moment you don't have access to execute the request ?
We are sorry but i cannot execute your request. A internal server error occurred
Comment Report
Segítségre van szüksége? Látogassa megsúgó oldalunkat